Relatos de un sueño vivido, las experiencias de los participantes del #LiNo2019

02 Agosto 2019
Published in Eventos y noticias

Extraordinario, inspirador, enriquecedor, gratificante, fascinante, increíble son los adjetivos comunes que han utilizado los ahora alumni del Encuentro Lindau 2019 dedicado a la Física. En los siguientes textos podremos vivir desde sus propias palabras la experiencia que vivieron los participantes nominados por Columbus que representaron el 50% de los participantes latinoamericanos de este encuentro.

Grupo 3

                                                                El grupo de Latinoamericanos nominados por Columbus, en conjunto con otras participantes de AL. 

ARGENTINA

Jose Vedelago - Universidad Nacional de Córdoba

El 69° Encuentro con los Premios Nobel en Lindau fue una semana bastante intensa en la que recibimos mucha información, ¡la agenda estuvo llena de destacadas charlas impartidas por personas extraordinarias! ¡Poder escuchar de los premios Nobel acerca de cómo hicieron sus descubrimientos o sobre sus historias de vida fue realmente inspirador!

Durante esta semana, hemos creado contactos con cientos de colegas, los jóvenes científicos más talentosos de todo el mundo en el área de la Física, lo que seguramente nos permitirá formar colaboraciones en futuras instancias.

Fue una experiencia enriquecedora tanto profesional como personalmente. Me gustaría destacar una idea, mencionada por el Premio Nobel William Phillips: "como científicos, deberíamos fallar tantas veces y tan rápido como podamos, para aprender todo lo que podamos". Mi interpretación de esta idea es que no hay que tener miedo de cometer errores, sino todo lo contrario, debemos ser lo suficientemente valientes como para cometer errores y aprender de ellos.

Silvestre Bongiovanni Abel - INTEMA, CONICET-UNMdP - Mar del Plata, Argentina

Asistir al encuentro fue, en todo sentido, una experiencia hermosa, muy gratificante, enriquecedora al poder estar durante una semana completa compartiendo actividades con personalidades reconocidas del campo de la física y los colegas jóvenes científicos. El intercambio de ideas, las experiencias que cada uno trajo consigo proyectos a futuro, las vivencias y poder escuchar a los laureados y compartir con ellos es algo que difícilmente se pueda olvidar en la vida.

 

En mi vida científica me permitirá observar los hechos ahora desde otra arista, tomando los consejos y recomendaciones de los expertos que estuvieron en Lindau. La forma de pensar a la hora de encarar una idea o un problema será ahora sumamente diferente. En lo personal también impactará de forma positiva, no es común poder compartir e intercambiar no sólo en el ámbito académico, sino también culturalmente, con pares de diversas partes del mundo. Seguramente, esto enriquecerá la forma de pensar en diferentes situaciones laborales y personales cotidianas.

 

A partir de la difusión que tuvo y tiene la participación en este evento, tanto en el pequeño pueblo donde nací, la ciudad y la Universidad donde estudié e hice mi doctorado, y mi ciudad y lugar de trabajo actual, estoy tratando (y trataré) de compartir con la comunidad académica y la sociedad en general lo que esta única e inolvidable experiencia de participación en el Lindau Meeting me ha dejado. Hasta el momento puedo calificar el impacto como sumamente positivo, mucha gente hace preguntas, se interioriza y trata de entender en qué consiste este tipo de reuniones y por qué uno tuvo la dicha de poder asistir.

 

El primer día, cuando estábamos con un compañero por ingresar en el concierto de la Filarmónica en el teatro, se acercó hacia nosotros muy amablemente, nos saludó e interactuamos así con Martin Hellman. Los dos quedamos estupefactos ante una situación que hasta el momento no era habitual para nosotros. Sin embargo, con el correr de los días, comprendimos que esto ocurriría (afortunadamente) continuamente durante el Lindau Nobel Laureate Meeting.

 Grupo 4

                                                                  Los participantes nominados por Columbus en una de las actividades culturales del Encuentro. 

BRASIL

Miguel Boratto – UFSC

La reunión "LINO19" fue una experiencia muy interesante y única en la que no solo podíamos hablar y ver conferencias de premios Nobel, sino también conocer a físicos de todo el mundo y conocer algunos de sus trabajos. Esta experiencia ciertamente será parte de mi carrera debido al aprendizaje y la conexión con diferentes científicos con antecedentes interesantes.

Además de muchas conferencias fascinantes de los premios Nobel, algunas conversaciones con Klaus V. Klitzing y Brian Schmidt fueron increíbles porque pudimos aprender algunas de sus increíbles historias e ideas. Su entusiasmo por la ciencia también fue contagioso, lo cual es importante para nosotros, los jóvenes científicos, para mantener el interés y ser apasionados por hacer ciencia.

Kiyo Costa Higuchi – PUCRS

El Lindau Nobel Laureate Meeting ha sido indudablemente una de las experiencias más increíbles que he tenido en mi vida. Desde el momento en el que recibí el correo en el que me informaban que me habían aceptado hasta el adiós en la Isla de Mainau, me ha parecido todo un sueño. Me acuerdo del sentimiento que tuve al llegar a Lindau. Hacía un calor sorprendente, yo miraba hacia afuera del tren por la ventana y me acordaba de las palabras que nos habían puesto en las instrucciones de cómo llegar: “una vez que os veáis rodeados por el agua, sabréis que habéis llegado a Lindau”. ¡Así que, tan pronto como mis ojos lograron ver el azul brillante a mi alrededor, supe que sería una experiencia inolvidable! Y no podría estar más correcta: he conocido a tantas personas inspiradoras, científicos de todo el mundo luchando por el futuro, bajo una atmósfera mágica creada por la presencia de los ganadores del Premio Nobel. No hay palabras que describan el honor y la gratitud por haber tenido esa oportunidad, y lo que deseo es que más jóvenes científicos de Latinoamérica puedan participar de los próximos encuentros, pues seguramente cambiarán sus vidas, así como ha cambiado la mía.

 

Grupo 2

                                               En la foto, 8 de los 15 participantes latinoamericanos nominados por Columbus durante su participación en el Encuentro.

COLOMBIA

Luis Eduardo Herrera - Universidad Nacional de Colombia

La experiencia en Alemania, en el encuentro “Lindau Nobel Laureate Meeting” fue maravillosa e increíble, tanto en términos académicos como culturales.

Las jornadas de los eventos eras intensas, empezaba a las 7:00 A.M. con desayunos y paneles de discusión, hasta las 9:00 PM donde se terminaban las cenas, esto sin contar eventos que prolongaban las cenas. El horario del evento era el siguiente: algunos días existían desayunos organizados por una asociación o entidad, a las 7:00 A.M, acompañado de un panel de discusión de un tema en ciencia, yo tuve la oportunidad de asistir a un desayudo organizado por la asociación surafricana, en el cual se discutió acerca del cambio de la educación en Sudafrica y sobre el “lado oscuro del universo” refiriéndose a la energía oscura. A las 9:00 A.M comenzaba el evento formalmente, y ese comenzaba con clases magistrales de los Nobel en algún tema de interés científico. Después de esto existían clases de Nobel paralelas para audiencias menos amplias, en las cuales era posible tener un contacto más cercano con los Nobel y hacer preguntas.

En la tarde se tenían las sesiones de “intercambio”, la cuales eran sesiones paralelas de discusión abierta con algún Nobel, en estas sesiones se podía preguntar de cualquier tema tanto científico, como personal. Personalmente esta era de las sesiones que más disfrute, ya que podías conocer al Nobel, no como científico, sino como persona. Tuve la fortuna de estar en la sesión de intercambio con la segunda Nobel mujer en Física Donna Strickland, que lucho como científica pero nunca dejo ser un excelente hija, madre y esposa. De sus anécdotas aprendí que puede haber momentos en tu vida científica que estés sin rumbo o perdido, pero si se persevera se puede encontrar el camino.

El día terminaba con una cena, la cual cada día era totalmente diferente. Un día era protagonizada por Sudáfrica, otro día por la Academia de Ciencias de Australia, y hubo una cena “Bavaria” representando la comida y vestimenta autóctona de Alemania. 

Además de todo esto, existían paneles de discusión sobre la carrera científica, como conseguir una posición en la ciencia, aplicar a la industria, etc. El ultimo día fue especial, ya que tuvo lugar en la isla Mainau, a la cual nos dirigimos en un barco.  En la isla tuvo lugar un panel de discusión acerca de cómo la ciencia puede mejorar al mundo, y cuál es el papel de los científicos. Algo también destacable fue las diferentes sesiones de posters; con estas sesiones fue posible conocer la investigación de vanguardia en diferentes áreas de la Física.

Dejando de lado la parte académica, conocer personas de todo el mundo fue una experiencia increíble, tuve el placer de encontrarme con personas de Rusia, India, China, entre otras muchas partes del mundo.  A parte puedo decir que encontré varios amigos espectaculares en toda Latinoamérica. Esta experiencia me permitió hacer conexiones con diferentes grupos de investigación en diversas partes del mundo en temas de interés, para posibles futuras colaboraciones o estudios, lo cual impulsa mi carrera como científico.

Asistir a este evento fue una oportunidad increíble, pero también te pone una responsabilidad: compartir las experiencias y el aprendizaje para mejorar tu institución. Compartir todo lo aprendido por medio de coloquios o de charlas, es la mejor forma de mostrar todas las experiencias de vida y consejos del evento. El mensaje que me quedo de toda la experiencia: un científico tiene que hacer investigación de calidad y esforzarse por generar conocimiento, pero ante todo un científico tiene que buscar cómo ayudar a la sociedad con su conocimiento, un científico tiene que ser primero una buena persona antes de ser científico.

Heiddy Quiroz – Universidad Nacional de Colombia

Mi participación en el evento Lindau Nobel Laureate Meeting 2109, fue una experiencia maravillosa y enriquecedora tanto en el ámbito personal como profesional. Pude compartir con jóvenes investigadores, profesores e investigadores de diferentes partes del mundo. Esto me permitió realizar discusiones de nuestras investigaciones, socializar resultados y realizar conexiones para continuar con nuestro trabajo investigativo. Estas conexiones permitirán continuar y avanzar en investigaciones de punta en la región latinoamericana y otras instituciones y profesionales a nivel internacional. En especial, mi comunicación directa con el premio Nobel Albert Fert y la discusión que realicé con él de mi trabajo doctoral, me mostró los importantes resultados de mis investigaciones y la necesidad de realizar importantes divulgaciones de estos. Agradezco mucho la oportunidad de participar en tan grande evento y poder realizar estas discusiones importantes para mi vida académica y profesional.

Grupo 5

                       Una parte de los participantes nominados por Columbus cenando y departiendo con Brian Schmidt, Premio Nobel de Física 2011, en el marco del Encuentro.  

ECUADOR

Luis Miguel Villamagua Conza – Universidad Técnica Particular de Loja

Para mí, el 69 Lindau Nobel Laureate Meeting fue un evento científico para nunca olvidar, en donde un excelente nivel científico y una eficiente organización fueron el común denominador. Creo que todas las charlas tenían un propósito de vida futura para los participantes. De mi parte, al final del evento saqué las siguientes conclusiones: (i) motivación, (ii) inspiración, (iii) perseverancia, (iv) respecto a la diversidad y (v) amor por lo que hacemos y nuestro entorno. Así, después de escuchar a los Nobel Laureate, me siento muy motivado y tengo la seguridad que en el futuro me convertiré en un científico importante que contribuirá a mejorar el mundo. Esta motivación la trasmitiré a mis estudiantes y colaboradores en el grupo de investigación, con el fin de reproducir esta experiencia. Para mí, la anécdota nace en los Nobel, pues muchos con su avanzada edad sacaban fuerzas para una charla, comida y cualquier evento extraoficial. Para mí ellos fueron los superhéroes.

David Hervas – University of North Carolina at Chapel Hill

El tiempo se comporta de manera diferente en Lindau. Se ralentiza cuando conoce a un Premio Nobel o un joven científico, pero luego trabaja dos veces más rápido en general, y así, de repente, nuestra semana en la Reunión de Premios Nobel de Lindau ha terminado. Siento que he conocido a los amigos que he hecho esta semana para toda la vida, y a pesar de las vastas distancias geográficas entre nosotros, trabajaré duro para mantener la red de jóvenes científicos que se ha formado durante esta reunión. Son una fuente de inspiración, tanto como los premios Nobel y los científicos invitados que conocí durante toda la semana.

Mientras relataban sus experiencias pasadas, fracasos y dudas, cada interacción con un premio Nobel o un científico invitado me hizo sentir más cómodo en mis propios zapatos, pero también me mostró cuánto aún tengo que aprender y lograr. En particular, me sorprendió conocer a Sylvia Earle, una reconocida exploradora oceánica y bióloga marina. Era algo que ciertamente no esperaba en una reunión de Física. Ella compartió palabras motivadoras con nosotros sobre cómo salvar nuestros océanos y luego, en una conversación individual, me inspiró a tomar medidas y luchar por la protección del ecosistema marino de las Islas Galápagos, un lugar al que he viajado con frecuencia y en el que tengo muchos contactos.

Más que nunca, salgo de esta reunión inspirado para divulgar la ciencia al público en general. Como estudiantes de doctorado, a menudo nos encontramos tan abrumados por nuestra propia investigación que nos olvidamos de nuestros otros objetivos en la vida. Me esforzaré por divulgar la ciencia y volver a conectarme con la prensa y los comunicadores científicos que he conocido durante el transcurso de esta semana. Siento que este esfuerzo es particularmente importante para mi país de origen, Ecuador. Mientras enseñaba en la escuela secundaria y la universidad allí, me encontré con muchas mentes jóvenes y brillantes que no tenían los medios o la voluntad para comenzar una carrera científica. Al promover la ciencia y mostrar las aventuras y los beneficios que surgen de una carrera científica, no solo podemos inspirar a aquellos que no tienen la voluntad de continuar, sino inspirar a las agencias de financiación para financiar más programas como las Reuniones de Premios Nobel de Lindau, abriendo así las puertas de ciencia para todos.

Grupo 6

MÉXICO

Eduardo Munguía  - Universidad de Colima

El evento 69th Lindau Nobel Laureate Meeting fue una experiencia única que dejó una gran marca en mí. No sólo tuve el honor de poder interactuar con algunos de los premios Nobel de física presentes en la edición de este año, sino que también forjé grandes amistades con jóvenes científicos de otros países que en el futuro podrían llegar a tener un gran impacto en mi vida. Considero que este evento me ayudará a planificar mejor mi carrera como científico y a tomar las mejores decisiones para mi futuro.

Además, creo que puedo compartir las enseñanzas que obtuve de este evento con otros estudiantes de mi país a través del "mediatheque", el cual es una plataforma del Lindau Nobel Laureate Meetings a la que cualquier persona puede tener acceso y ver la gran mayoría de las pláticas que dieron los premios Nobel. De esta manera todos pueden beneficiarse del mismo contenido que nosotros vimos. Finalmente, uno de los sucesos que más me marcaron durante el evento fue cuando asistí al OpenExchange con el profesor Rainer Weiss. Lo que más me gustó de su charla fue que ésta fue muy amena porque relató cómo decidió estudiar física y habló sobre sus años como estudiante. Él mencionó que durante sus años como estudiante jamás aprendió relatividad general, fue hasta cuando alcanzó una plaza como profesor asistente que empezó a aprender esta rama de la física junto con algunos de sus estudiantes. Algo que es importante notar es que las ondas gravitacionales (cuya detección fue la razón por la cual le otorgaron el premio Nobel en el 2017) son una predicción de la teoría de relatividad general de Einstein, así que si no hubiera aprendido relatividad general en algún momento no hubiera diseñado el experimento que permitió la detección de ondas gravitacionales. Esto me dejó sorprendido, pues me di cuenta que nunca es tarde para aprender algo nuevo.

Silvia Cortés López. Doctora en Ciencias (Física) por el Instituto de Física “Ing. Luis Rivera Terrazas” de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Disfruté muchísimo este evento, no sólo por su buena organización, sino también por las numerosas oportunidades que tuvimos de interactuar frente a frente con los premios Nobel. Aprendí mucho de sus experiencias y de sus consejos, así como de las dificultades que ellos mismos han afrontado y superado para lograr sus objetivos. Ahora me siento más motivada y comprometida con el desarrollo de la ciencia, en particular, de la física. En definitiva, asistir a este encuentro con los Nobel ha cambiado mi vida y ha traído mucho crecimiento personal.

Esta experiencia no solo ha impactado mi vida de manera personal, también me ha permitido establecer colaboraciones científicas internacionales, ya que durante el evento conocí a otros jóvenes científicos que trabajan en áreas afines a mi línea de investigación. En particular, ahora colaboro con un grupo de especialistas en óptica cuyos laboratorios se encuentran en Bucarest, Rumania.

Difundiendo esta experiencia con mis compañeros, colegas y con mis estudiantes. Mostrando los videos de las inspiradoras pláticas de los premios Nobel y motivando a más estudiantes a trabajar duro y a participar en la selección de los próximos asistentes a las reuniones con premios Nobel.

Fue muy impactante conocer a los Dres. Johannes G. Bednorz y Brian D. Josephson, galardonados por su descubrimiento del fenómeno de superconductividad de alta temperatura crítica en los cupratos y por la predicción del efecto Josephson, respectivamente. Fue muy interesante escuchar sus experiencias y saber que sus descubrimientos no estuvieron motivados por el deseo de ganar un premio Nobel sino por la curiosidad y el deseo de saber más. Más aún, una de las lecciones más importantes fue la de que nada se consigue sin esfuerzo duro y constancia.

Fernando Arteaga – Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Este evento fue una experiencia única en la vida, la posibilidad de convivir de una manera tan libre y abierta con los premios Nobel es algo que sinceramente nunca creí posible. El evento en general se me hizo perfecto, desde la locación, el auditorio, el itinerario, el personal, absolutamente todo me pareció excelente.

Previamente, tuve la fortuna de haber estado en una plática de un premio Nobel de química, sin embargo, no fue nada parecido a las de este evento, el Nobel solo dio su plática hacia los estudiantes y los únicos que pudieron interactuar de manera directa fue el personal administrativo de la universidad.

Lo que más me interesaba de esta reunión era escuchar las historias que los premios Nobel tenían que contar sobre su trayectoria académica. Todos nosotros en algún punto de nuestra carrera nos vamos a topar con ciertas situaciones de las que ellos nos contaron, pero ahora, debido a esta reunión podemos saber cómo un premio Nobel actuó en su momento y como le funcionó. Las experiencias que nos compartieron fueron invaluables.

Creo que, con alguna buena entrevista en alguna revista o periódico, ya que las pláticas y los convivios principalmente solo duran el tiempo establecido y mucha información se pierde, sin embargo, al haberse publicado en alguna revista, tanto la gente que en estos momentos esté interesada como las personas que en un futuro tengan el interés podrán leerlo y conocer todos los detalles como si acabara de pasar el evento.

Algo que me impresionó bastante fue cuando contaban sus historias de los proyectos que les dieron el Nobel, ya que muchos dijeron que fue algo accidental o que no esperaban que tuviera tanto impacto como para recibir el premio Nobel. Me asombró como contaban su historia de cuando les llegó la noticia y que ni ellos se esperaban recibir el premio. De igual forma me impresionó como la mayoría de los Nobel comentaron sobre todos los rechazos que habían sufrido durante su vida académica previa a recibir el Nobel y como siguieron adelante sin importar lo que otras personas creyeran sobre su trabajo. Todo esto me confirmó que la pasión por el trabajo que se está desarrollando es lo más importante, ya que, a mi perspectiva, la mayoría de los Nobel desarrollaban su trabajo porque les apasionaba eso, más que por la posibilidad de recibir la distinción.

Samuel Hidalgo Caballero - Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Para mí estar en contacto directo con alrededor de 30 premios Nobel fue una experiencia muy enriquecedora, pero también el hecho de conocer a los jóvenes científicos de otros países, ya que, sin lugar a duda, todos los participantes poseen una calidad científica y académica extraordinaria. Yo tuve la oportunidad de dialogar en persona con varios premios Nóbel y en particular la conversación que tuve con el Dr. Stefan Hell me permitió conocer más acerca del trabajo que se realiza en el Instituto Max Planck relacionado con la autoorganización y los sistemas complejos. Dicho instituto está ubicado en Gottingen, Alemania, donde posiblemente haré un Post-Doctorado a la brevedad, pues al ser aceptado en un evento posterior, tuve el privilegio de conocer sus laboratorios personalmente.

Para mí, difundir este tipo de oportunidades en mi país es muy importante ya que esto me permite otorgarle parte de lo que yo recibí en tan importante evento internacional. Por el momento ya he solicitado la difusión con varias estaciones de Radio y tendré una entrevista en una de ellas, lo cual me permitirá compartir mis experiencias y hacerles saber a los mexicanos y a la gente que me escuche, la manera en que cambió mi perspectiva respecto a mi futuro científico. Asimismo, me gustaría hacer una breve reseña en los periódicos de mi comunidad para que los estudiantes se enteren de este maravilloso encuentro con los premios Nóbel.

Algo muy particular que me permitió interactuar a un nivel incluso más profundo fue el hecho de hablar en francés con el premio nobel Claude-Tanoudji pues le dije que todos los físicos del mundo estábamos muy agradecidos con la calidad científica y pedagógica de sus libros de mecánica cuántica, los cuales representan un regalo mismo para la humanidad. Con ello el profesor Tanoudji me dio un abrazo y noté en su rostro unas lágrimas de satisfacción.

Grupo 7

PERÚ

Franco Delgado Dador - PUCP

Gracias a los 69th Lindau Nobel Laureate Meetings he conseguido vivir la semana más enriquecedora y emocionante hasta ahora. Desde conocer a tremenda cantidad de superestrellas (los premio nobel) hasta nadar en el hermoso lago de Lindau con decenas de nuevos amigos, ha sido un evento lleno de alegrías y aprendizaje continuo, no sólo en el aspecto científico sino también en el cultural y el modo de vida, conocimiento que no dejaré de lado.

El primer día de los meetings entré nervioso a Inselhalle (lugar principal del evento), emocionado por lo que se venía, sabiendo que mi vida iba a cambiar a partir de ese momento y pensando en cómo haría para acercarme a los Nobel y esforzándome por crear alguna situación en la que no sería vergonzoso hablarles. Luego de unas horas, me di con la satisfacción de que estas superestrellas de la física son humanas también y que la mayoría disfruta de conversar con los jóvenes científicos; además el evento estaba creado perfectamente para esto, siempre había posibilidad para intercambiar ideas con los Nobel y sí que lo aproveché. Rescato con algo de nostalgia la humildad y alegría de William D. Phillips (Nobel de Física 1997), nos trataba con una bondad y pasión por hacernos amar la ciencia y la vida que contagiaría a cualquiera. Una pequeña conversación con él bastaba para motivarte a cumplir con lo que sea te hayas propuesto y era admirable cómo siempre estaba disponible para cualquiera que se le acercase, hablando por horas, muchas veces siendo de los últimos en irse, todo para compartir con nosotros sus anécdotas, ciencia y pasión por lo que hace, un verdadero placer.

Más allá de los ganadores del premio Nobel, pude conocer a maravillas personas y científicos, los young scientists, de quienes aprendí cómo sería mi vida en unos años, ya que la mayoría eran PhD o Post-Docs y me compartieron experiencias y consejos acerca del mundo académico de hoy. Además, me llevé nuevas amistades con quienes creé lazos significativos en tan pocos días y espero reencontrarlos en un futuro.

En cuanto a mi carrera, considero que ahora tengo una visión más amplia de las diversas posibilidades que puedo seguir para encaminar mi futuro profesional. Al conversar con tantos expertos en áreas distintas, he recibido feedback sobre cómo llevar mi futuro y las acciones que tomar y es algo que he estado compartiendo con mis compañeros y profesores en la universidad. Es más, gracias al evento me dí cuenta acerca de la importancia de la comunicación de ideas, incluso en la ciencia, motivo por el cual me encuentro organizando un simposio de física sólo para estudiantes de pregrado de física de mi universidad, de modo que mejoren sus habilidades comunicativas.

Finalmente agradezco a la organización del evento y a Columbus por tan maravillosa oportunidad, siempre lo recordaré y estoy seguro que ha marcado un punto clave en el desarrollo de mi carrera y mi evolución personal.

VENEZUELA

Simón Rincón - Universidad Simón Bolivar

Participar en el encuentro fue una experiencia maravillosa e inolvidable para mí, pude conocer a científicos de todo el mundo con los que compartí en todo momento y de los cuales no solo aprendí un poco más sobre física, sino que también pude aprender sobre sus valores, su cultura y todas aquellas cosas que tenemos en común.  El compartir directamente con algunos de los laureados con el premio Nobel me demostró lo importante que es la humildad y la pasión por lo que haces, sin importar lo brillante o bueno que creas que seas.    

En el encuentro pude conversar con científicos que trabajan en mis áreas de interés en investigación, también con profesores y estudiantes de doctorado de universidades con grupos de investigación de los cuales me gustaría formar parte, estos contactos que pude hacer me abrirán las puertas para posibles doctorados y futuros trabajos de investigación en lugares que trabajan en el borde del conocimiento en estas áreas. 

Considero que la divulgación de iniciativas y eventos como este es importante, por mi parte, creo que dar charlas y seminarios al respecto en mi universidad, así como compartir por redes sociales mis experiencias vividas aquí puede aportar un poco a que los jóvenes científicos venezolanos se enteren de oportunidades como esta y de su importancia para el crecimiento de la ciencia en el país.

Una anécdota un poco graciosa fue que cuando llegué el domingo al evento (al cuál llegue para el final de la cena por motivos de dificultades con mi viaje), los guardias de seguridad me dijeron que no podía entrar debido que era muy tarde, luego de insistirles para que le avisaran a los organizadores que yo había llegado, uno de los guardias lo hizo y luego salió con Karen Otto para recibirme, sentí un gran alivio pues luego de todas los problemas que tuve para viajar por fin estaba en el evento.

Encuentro interdisciplinar en 2020

En el 2020, el Encuentro con los Premios Nobel será un encuentro interdisciplinar donde convergirán Premios Nobel de Química, Física y Medicina/Fisiología y jóvenes investigadores menores de 35 años venidos de todo el mundo y que han enfocado su investigación en temas interdisciplinares. Columbus realizará la convocatoria para este Encuentro a partir de Septiembre de 2019. Las universidades miembros de Columbus recibirán todos los detalles de la convocatoria por correo electrónico. Si quiere comenzar a buscar candidatos le recomendamos seguir los criterios de selección preliminares del adjunto más abajo. 

 

Información General

Asociación Columbus
114, rue de Rhône
CH - 1211 Genève 3
Switzerland
Email:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

 

 

Maison de l'UNESCO

75015, Paris

France

 

 

 

Conectar con nosotros